Claves del litio: el metal más liviano y con mayor potencial electroquímico

El litio en salmuera se encuentra principalmente en la parte Andina de América Latina. Chile tiene una de las mayores reservas de litio en forma de salmuera, junto a Bolivia y Argentina. De hecho, estos tres países conforman lo que se denomina el “triángulo del litio”, área que suma un 65 por ciento de las reservas de litio en el mundo. En el caso puntual de nuestro país, tenemos cerca de un 39 por ciento de las reservas de este recurso en formato salmuera. Actualmente, son dos las empresas privadas que explotan el producto en Chile: SQM (25 por ciento) y Albermarle (17 por ciento) y ambas lo venden como materia prima.

Su extracción desde la naturaleza se puede dar de dos maneras, ya sea en salmuera o en roca. Esta última forma es como se extrae en Australia. Sin embargo, el litio que se encuentra en salmuera en los salares cuenta con un proceso más barato para obtenerlo.

Gonzalo Gutiérrez, académico del Departamento de Física de la Facultad de Ciencias de la U. de Chile, y coordinador de la “Red Litio y Salares: Ciencia y Futuro”, lo define así: “Es el tercer elemento químico de la tabla periódica, que tiene muchas propiedades interesantes, entre ellas, la de ser el metal más liviano que existe, con mayor potencial electroquímico. Por lo tanto, lo hace un elemento fundamental para construir baterías eléctricas”.

Por su parte, Marcos Flores, académico del Departamento de Física de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile y director alterno del Núcleo Milenio MultiMat, lo califica como un elemento “bastante interesante”, ya que “es pequeñito, fácil de usar y el hecho de que sea pequeñito hace que se pueda producir en escala atómica en cualquier lugar”.

Sus usos e importancia

Además de sus usos tradicionales, hoy el litio se utiliza como un elemento energético, en almacenamiento de energía en la fabricación de baterías y tecnología termosolar, en la eficiencia energética y en la producción de energía (reactores).

El profesor Flores explica que este elemento “se posiciona dentro de la cadena de eficiencia energética, lo relevante de la conversión de energía por matrices limpias, por ejemplo, fotovoltaica, molinos de viento, que producen energía eléctrica. En esa misma cadena hay que transmitir y almacenar la energía y aquí es donde aparecen las baterías de litio”. Finalmente, dice que “un producto clave también son los dispositivos que utilizan la energía autónoma eficiente, y ahí aparece el término de electromovilidad, algo que también se quiere impulsar en Chile”.

Asimismo, el profesor Gutiérrez señala que el litio es fundamental para la transmisión y almacenamiento energético, porque “el problema que estamos viviendo ahora es el del cambio climático y una de las razones principales de esto es el uso que ha habido de combustibles fósiles, tanto petróleo como carbón, y que al usarlos emiten gases de efecto invernadero a la atmósfera, por lo tanto, han causado el aumento de temperatura”.

En este sentido, afirma el investigador, “es imperativo cambiar y hacer una transformación energética desde combustibles fósiles a energías renovables no convencionales. En esta la principal es la fotovoltaica, y la eólica, las dos generan energía eléctrica. El gran problema de la energía eléctrica es cómo almacenarla, y allí es donde entran las baterías de litio”. Por esta razón, sentencia, “el litio es fundamental para la transmisión energética y para la mitigación del cambio climático”.

Dentro de los usos del litio está la elaboración de baterías eléctricas, al ser un metal liviano con mayor potencial electroquímico.

Impacto en las comunidades

Ambos académicos coinciden en que su extracción debe ir de la mano de una regulación que permita obtener el producto sin afectar a las zonas y comunidades aledañas. “La minería y cualquier explotación de un bien natural estratégico hoy día requiere dos condiciones básicas, la condición de sustentabilidad, que sea lo más amigable con el medio ambiente posible y la aprobación de las comunidades que están allí. Ya no se resiste lo de zona de sacrificio, ya no se puede hacer una extracción depredadora absolutamente del medio ambiente”, advierte el académico Gonzalo Gutiérrez.

“Es esencial tener proyectos serios que contemplen todas las acciones medioambientales posibles y la conversación con las comunidades. Eso es lo que en esta licitación no ha ocurrido”, señaló el profesor.

El académico Marcos Flores, señala que obtener litio “significa un alto impacto en los sectores donde se ubica, porque la extracción de litio pasa directamente por secar todas esas lagunas donde debajo de ellas está almacenado”. Sin embargo, plantea que trabajando de manera equilibrada y considerando todos los factores es para Chile “una oportunidad de aportar con tecnología, de formación de capital humano y de emprendimiento local que podría tener alto vuelo”.

Además, enfatiza en que “es responsabilidad de la comunidad científica, de la comunidad universitaria, de los rectores, que se organicen y tomemos ese bando de impulsar la tecnología en esta área que podría resultar fundamental para Chile, que podría posicionarnos en el área».

Fuente : Universidad de Chile/ Noticias